SOBRE NOSOTROS

MISIÓN VISIÓN

MISIÓN

En Dynamite Volleyball Club nos dedicamos a brindarles a los atletas la experiencia del entrenamiento de élite, donde su potencial atlético se maximiza individual y colectivamente con cada práctica, cada juego y cada torneo. Nos esforzamos por ayudar a cada jugador a optimizar su potencial en todos los niveles de desarrollo atlético e intelectual, promoviendo la integridad, el respeto y la disciplina dentro y fuera de la cancha.

VISIÓN

Convertirnos en el club de voleibol líder, produciendo la tasa más alta de atletas de alto rendimiento en el estado; y ser reconocido como el programa de entrenamiento de voleibol más completo, innovador y eficiente para atletas. Por último, poder ayudar a brindar oportunidades para que nuestros jugadores continúen participando en el voleibol a nivel universitario.

FILOSOFÍA DE ENTRENAMIENTO

Control Completo de Habilidades Fundamentales: Para nosotros, la enseñanza de habilidades y técnicas fundamentales adecuadas, no solo es parte de nuestro plan de entrenamiento en cada una de las categorías, es una regla de entrenamiento para todos los niveles de desempeño.

Acondicionamiento físico: El deporte del voleibol requiere altos niveles de técnica e inteligencia estratégica para manejar diferentes situaciones de juego. Por eso es muy importante en DVC que cada jugador esté en forma y sea capaz de realizar movimientos contundentes e intensos durante largos periodos de tiempo (1 o 2 horas). Para Dynamite, un programa de entrenamiento físico no es opcional, sino que forma parte del entrenamiento regular de un jugador de voleibol de cualquier nivel. Por ello, contamos con los conocimientos y recursos necesarios para el análisis y delimitación eficiente de ejercicios y rutinas según la edad, el nivel y las necesidades del jugador.

Inteligencia del jugador: Aprender, comprender y dominar la ejecución de tácticas y estrategias de juego es parte fundamental del entrenamiento no solo para los entrenadores, sino también para los jugadores. El desarrollo de un plan de juego inteligente en nuestros atletas promueve la toma de decisiones y jugadas eficientes en la cancha y, en consecuencia, un mejor rendimiento de juego.

  

Deportividad y disciplina: Ciertamente, para Dynamite, la actitud y madurez emocional del atleta del equipo es extremadamente importante. Asimismo, el desarrollo intelectual como ser humano que madura a través de la disciplina, el respeto y la gestión de responsabilidades se cultiva tanto a nivel deportivo como social.

Compromiso: Un equipo de voleibol, más allá del entrenamiento estratégico de talentos, requiere un compromiso individual genuino. Es en este compromiso individual donde recae la ambición, la perseverancia y el entrenamiento disciplinado de todos y cada uno de los jugadores de un equipo vencedor. Asimismo, es significativo el reconocimiento de sus respectivos roles en el equipo y cómo estos impactan los resultados de manera colectiva.

Amor por el juego: sabemos que una vez que se ha tomado la decisión de entrenar o enseñar un deporte a nivel competitivo, esto se convierte en un estilo de vida. Con esto en mente, el amor por el deporte, el amor por el voleibol es indispensable. En Dynamite buscamos promover en cada uno de nuestros atletas la energía y pasión para hacer las cosas que aman hacer. Compromiso, lealtad, respeto, dedicación y responsabilidad son solo algunos de los atributos de nuestro entrenamiento que esperamos transmitir y desarrollar por igual en nuestros deportistas.

Ambiente familiar: no solo lo decimos, lo vivimos. Como empresa familiar, mantenemos nuestros valores muy cerca y tratamos a la familia de cada jugador como si fuera la nuestra. Sabemos que los deportes de club no son solo una parte de la vida de los atletas, involucran a todos los miembros de la familia, y trabajamos para brindar una experiencia de club abierta, cómoda y gratificante.